8 lecciones para convertirse en candidata

(revista Ya, mayo 2012)

Image

Más de 130 candidatas a concejalas y alcaldesas aprendiendo a hacer una buena campaña. Una capacitación organizada por Comunidad Mujer para dejarlas convertidas en máquinas políticas. Y una reportera intentando captar los secretos para ser una candidata de temer si esto del periodismo escrito fracasa.

Jueves 26 de abril. “¡Ahhh! ¡Ahhh!”. Más de 130 mujeres, todas chilenas, desde algunas veinteañeras hasta un par de abuelitas, de las pintas más diversas – aunque hay harto taco aguja, harta cartera grande con charol, harta chaquetita corta formal – suspiran en uno de los salones del hotel Crowne Plaza bajo una enorme lámpara de lágrimas. Las mujeres son candidatas a concejalas o alcaldesas en las próximas elecciones municipales, están en una capacitación de 3 días organizada por Comunidad Mujer para aprender a sacarle partido a su postulación municipal y suspiran por la imagen que aparece en la gran pantalla que tienen en frente: seis miembros del parlamento europeo, cinco hombres y una mujer, que a diferencia de sus compañeros, tiene en brazos a su hija pequeña de unos dos años. Ambas están votando a mano alzada. La expositora norteamericana Mala Htun, cientista política, investigadora y académica de la Universidad de Nuevo México, que ha estado hablando sobre la escasa participación política de las mujeres en el mundo y las gracias de la ley de cuotas para asegurarla, entonces mira la pantalla y dice: “¡Para que hubiera paridad, los hombres de la fotografía también debieran estar con sus guaguas en brazos!”. Entonces la multitud vitorea varios entusiastas: ¡sí!, ¡sí!, sí!  Porque a pesar de que esto empezó sólo hace un par de horas, ya estamos todas empoderadas. Y me incluyo: he sido enviada especialmente a captar las claves para convertirme en candidata. Sospecho que mi jefa quiere darme más herramientas de supervivencia que el periodismo en un futuro. ¿Estará cerca el fin de la prensa escrita? Dios quiera que no. Igual vitoreo unos sí campeones y presto atención. Una nunca sabe.

Mala sigue. Dice: “Los círculos de poder son masculinos. Los sitios de los hombres son sitios de poder. Por ejemplo, la cancha de golf. ¿A quién va a nombrar entonces el Presidente como ministro de defensa? ¡A su amigo de la cancha de golf! La igualdad de géneros no se va a lograr si no cambian los hombres. No es un tema cultural, sino de voluntad: no hay país más machista que México, pero tienen ley de cuotas. Y otra cosa: la política partidista se opone a la solidaridad femenina. Y nosotras tenemos que serlo para asegurarnos espacios en el poder”. Todas aplauden frenéticas y Mala se baja del escenario. Primera lección para ser una buena candidata: saber que la paridad en política es hasta ahora sólo un bonito discurso. Este es terreno machista. Y por lo tanto, para llegar a alguna parte tienes que ser solidaria con el gremio. Algo que a lo largo de estas jornadas, se les irá olvidando de a poco a muchas candidatas con tal de coger el micrófono y hablar en público lo más largo que puedan.

………

10:30 am. Un panel de expertos analiza la participación política de las mujeres en América Latina. Toma la palabra Marcela Ríos, Oficial  de Gobernabilidad del programa de Naciones Unidas. Dice que las mujeres estamos discriminadas de la actividad política por varias razones. Una de ellas, el escaso apoyo del entorno cercano. “Todas sabemos que el problema no son los hijos: las mujeres siempre nos arreglamos para hacerlas todas. El problema es negociar con la pareja. A muchas las boicotean, les prohíben, las desalientan en este camino. Si una mujer no llega a una reunión de apoderados, hay una fuerte sanción social. ¡Pobre niño!, dicen todos. Pero a los hombres no se los juzga por ser malos padres o no estar nunca en casa”. La concurrencia asiente. Florenia Carvajal también. Después de más de 20 años trabajando en distintas organizaciones sociales en Las Cabras, especialmente en una que ayudó a descontaminar el lago Rapel, hace dos meses decidió lanzarse en estas elecciones como candidata a concejal por su comuna. Su pareja por más de 25 años, con quien tiene dos hijos, todavía no se lo cree. “No me dice mucho, aunque tampoco me ha dicho que no lo haga. A los hombres les molesta que dejes la casa, que no compartas el almuerzo”, dice ella. Por eso para venir a estos 3 días, Florenia dejó todo listo en su casa: dejó la ropa limpia y dejó preparada una cazuela, ensaladas y tallarines. “La gente debe pensar: “Este pobre hombre se hace todo solo, su señora sale todos los días. Pero no es así: trabajas el triple para hacerlas todas. Pero mi familia sabe que cuando tengo una idea en la cabeza, no hay forma de hacerme desistir”.

Carolina Letelier (35) también sabe de estas cosas. Hace tres años quiso postularse como concejal DC por Zapallar, donde vive desde hace más de 15 años, pero sus hermanos, su padre y su marido le dijeron a coro: “¡Cómo! Eres muy joven, tienes tres niños chicos, vas a dejar de lado a la familia ¿quién va a ir a las reuniones del colegio?”. Entonces Carolina, que tiene una lavandería pero siempre ha estado involucrada en distintos trabajos con juntas de vecinos, clubes deportivos, centros de padres, desistió. Pero esta vez, volvió a la pelea. Ahora a su padre y marido no les quedó más remedio que apoyarla. “Además el matrimonio está consolidado y mi marido me ayuda harto en la casa. Ahora él se quedó con dos de los niños y está feliz. Como mujer tienes que luchar para demostrar que te la puedes”. Segunda lección para ser una buena candidata: la principal piedra de tope en tu carrera política tiene un nombre y un rostro: el de tu marido. Anotaciones personales de esta reportera: para ser candidata hay que 1. Separarse de un marido opresor 2. No pescarlo 3. Casarse con un hombre moderno y proactivo, producto que la reportera considera escaso en territorio nacional. Sugerencia: buscar marido extranjero, de preferencia nórdico.

La Ministra del Sernam, Carolina Schmidt también da un breve discurso después del panel de expertos. Las candidatas la aplauden a rabiar y se pelean por tomarse una foto con ella. La ministra es paciente y las candidatas, a estas alturas, parecen más fanáticas de banda de rock que candidatas.

De regreso del almuerzo, Elizabeth Guerrero, coordinadora proyecto de género de la PNUD, explica: “Para ser candidatas, las mujeres tenemos que luchar con nosotras mismas: desde niñas se nos enseña a no competir, a no pelear, que hay cosas más importantes que el sueño personal. Tenemos poca vocación de poder. Decir “me gusta el poder” es malo. Pero si no les gusta el poder, el poder para hacer cosas, mejor no se postulen”. Bernardina Muñoz (46) no hizo caso. Nunca le hizo el quite al poder: su padre era campesino sindicalista. Y ella, desde los 19 años empezó a abogar por los derechos de sus colegas: las asesoras del hogar. Bernardina es la actual Presidenta del gremio y ahora se está postulando como concejala independiente apoyada por la DC para San Felipe, donde ha vivido siempre y donde ha participado en varias agrupaciones sociales. Pero su vocación de poder no cayó bien en la casa donde estaba trabajando hasta ahora como asesora: ya le avisaron que su contrato termina ahora en mayo. “A ellos no les gustó que sus amistades les empezaran a decir: “Tu nana sale mucho en la tele”. Quieren a una persona de bajo perfil. La gente no quiere que su trabajadora sea más que ellos”, dice Bernardina encogiéndose de hombros. Al menos consiguió una beca para esta capacitación y está apoyada por sus dos hijos y su pololo. Las dos ex patronas que tuvo, una por 13 y la otra por 15 años, saben de su candidatura. Una de ellas, se está postulando como alcaldesa por Putaendo. En rigor, ahora son colegas con Bernardina. Tercera lección del día: para ser candidata no hay que sentirse una yegua por desear y decir que deseas el poder. La culpa, hay que metérsela al bolsillo.

………

Naisa Gormaz, académica de Psicología y Administración de la Universidad Católica, nos  ha hecho anotar rápidamente una lista de cualidades y defectos. Son pocas las que anotaron más fortalezas que debilidades. Naisa explica: “No es necesario ser buena en todo. Hay que aceptar lo bueno y lo malo. Las mujeres no corremos 2 veces, sino 4 y además tenemos que estar preocupadas de que no se nos corra el rímel. Es mucho. De los fracasos se aprende más que de los triunfos”. Las candidatas suspiran aliviadas. Graciela Arochas, candidata DC a concejal por Peñaflor, anota en su cuaderno. Tiene 35 años, pero ya tiene una larga carrera política: estudió trabajo social, fue gobernadora de Santiago, supervisó trabajos voluntarios en la cuarta y novena región, fue directora de Desarrrollo Comunal en Maipú y ahora es directora de un consultorio en la misma comuna. Y está casada y tiene una niñita de un año y medio. “Hay que organizarse bien nada más. Estoy convencida de esto, quiero aportar: en política tienes grandes satisfacciones cuando haces algo por los demás. Creo que las mujeres tenemos mucha fuerza interior. Somos como Superwoman”, dice. Lección número cuatro: para ser candidata (y mujer) hay que ser una heroína.

………

Viernes 27 de abril, 3 de la tarde. Las candidatas se han repartido en grupos de ocho en 13 mesas donde varios expertos electorales, entre ellos Francisco Vidal, Cristina Bitar, Isabel Plá, Rodrigo Peñailillo y Ricardo Solari, las asesorarán en sus campañas. Todas las candidatas están atentas, lápiz en mano. Solari dice: “Lo primero es saber cuántos votos necesito para ser elegido, dónde consigo esos votos y cómo organizo el trabajo”. Plá aconseja: “Hay que diferenciarse”. Vidal compara: “ella (candidata por Peñaflor) es más visible que ella (candidata por Independencia) En Peñaflor la campaña tiene que ser puerta a puerta, beso a beso. En Independencia se requiere un esfuerzo financiero mayor. En San Esteban con tres palomas en la plaza, estás lista”. Peñailillo reflexiona: “Hay que saber lo que está pensando la gente”. Cecilia Fernández, candidata independiente por la alcaldía de Quinta Normal y Marisol Andrade, candidata a alcaldesa de Porvenir, conocen bien a la gente de su comuna. Cecilia ha vivido toda su vida en Quinta Normal y como abogada, lleva años asesorando a mujeres y vecinos en corporación Te Defiende. Por eso, la propia gente empezó a sugerirle que se presentara para ser alcaldesa. “Me conmueve mucho que no haya respuesta para la gente que perdió su casa en el terremoto, para alguien que no puede pagar la cuenta de la luz y vive conectado a una máquina. Quiero más cultura, deporte, oportunidades para mi comuna”, dice. Marisol Andrade es nacida y criada en Porvenir. Fue 20 años jefa de finanzas en la gobernación provincial de Tierra del Fuego y el 2011, luego de haber sido exonerada del cargo, participó codo a codo con sus vecinos en el conflicto del gas. Estuvo en tomas, barricadas, pasando hambre y frío. Cuando volvió a Porvenir desde la frontera, sus vecinos de siempre le dijeron que tenía que postularse para alcaldesa . “Si no, le va a dar la espalda a su gente”, le dijo un pescador. Marisol lo conversó con su marido y su hija y renunció a los pocos días a su trabajo como gobernadora. El 1 de abril ganó las primarias de la Concertación con el 87% de los votos. Marisol dice: “Soy hija de Tierra del Fuego. Quiero levantar a mi isla, potenciarla. Ya estoy trabajando en eso”. Lección número cinco: para ser candidata debo conocer bien a mis electores y estar donde las papas queman.

………………

Sábado 28 de abril, 9:30 am. La periodista Margarita Serrano de la agencia de publicidad y marketing Ogilvy entrena a las candidatas aprendan a relacionarse con la prensa, explicando qué nos interesa a los reporteros: conflicto, curiosidades, farándula, polémicas. “Los periodistas van a buscar datos con sus enemigos políticos, se informan a través de varias voces. Pocos llegan a las conferencias porque al día llegan a cada medio más de 120 comunicados”. Entonces entrega ciertas claves para enfrentar a la prensa: ser educada, no patera. Preguntar de qué temas quiere hablar el periodista. Preparar 3 o 2 mensajes y dejarlos caer aunque nadie se los pregunte. “Ojo que los periodistas son flojos: el mensaje tiene que ser corto. Hay que hablar en titulares, partir por la conclusión. Hay que contestar lo que te preguntan – un periodista frustrado es un peligro – pero luego de las manzanas, te largas a hablar de las peras. Hay que aprovechar el tiempo de prensa que tienen: más de 30 segundos en televisión no van a tener nunca en su perra vida”. Las candidatas se ríen a mandíbula batiente. Serrano agrega: “Y  nunca se vayan de confesión. Las mujeres somos expertas en eso. Pero ¡no lo hagan! Aunque el periodista sea el cuñado, el hermanastro o el marido. ¡Ése el peor!”. Las candidatas se pelean el micrófono para hacerle preguntas. A estas alturas de la capacitación ya casi todas se conocen, siempre son las mismas las que hablan en público y muchas, no preguntan sino que dan un largo discurso político que las demás escuchan entornando los ojos, aburridas. También se han producido algunos roces: candidatas de derecha que no se quieren sentar al lado de candidatas de izquierda, candidatas de izquierda que miran a huevo a las independientes, candidatas que ya están saturadas de otras candidatas. Lección número 6: para ser candidata hay que saber que los periodistas son más peligrosos que guagua cerca de un enchufe. Y hay que entrenarse para enfrentarlos y ojalá, usarlos para que publiquen lo que queremos. Acotación de esta reportera con cortocircuito de intereses: ser periodista con vocación no es compatible con la carrera política. Nota al pie: Y las candidatas también son peligrosas. Sí que lo son.

……………..

11 de la mañana. Elena Serrano, especialista en comunicación estratégica ha dejado desfilar varias imágenes en pantalla: Angelina Jolie, Michelle Bachelet, Kate Middleton, Carla Bruni. Dice: “Somos un cuerpo que camina por la vida. La idea es que te veas como quien quieres ser. Todas las mujeres queremos ser lindas y eso no es frivolidad: mi poder emana de la conexión entre mi identidad y mi imagen. El estilo es la imagen del carácter”. En días anteriores ya les han recomendado a las candidatas explotar su femineidad: las mujeres masculinizadas son muy castigadas en las elecciones. Angie Farías, candidata por el PPD a la alcaldía de Peñaflor, compite con esas armas, a pesar de que los prejuicios. Aunque ha sido durante 8 años concejala, todavía le preguntan cuando hace campaña si una mujer se la va a poder. “Me ha costado además porque soy rubia, de ojos claros. Acá todas pensaron que era de derecha por eso, por ejemplo. Y hay mucha gente que piensa mujer rubia en política es igual a mujer tonta. Pero no: el liderazgo de una mujer es distinto y quiero darle a mi campaña ese sello: de femineidad, cercanía. Voy a seguir siendo como soy: carismática, risueña y además, inteligente”, dice. Mientras, Elena Serrano les enseña a las candidatas qué prendas debe tener su maletín de campaña y las alienta a tener un buen corte de pelo. También les dice qué llevar en un neceser de campaña: base de maquillaje, delineador, labial con brillo, limpiador de cara, crema hidratante, lima de uñas y gotas de ojo. Las mujeres de nuevo aletean por el micrófono. Una termina diciendo: “Y les cuento a todas que en Patronato hay ropa muy bonita y barata”. Lección número 7: Belleza es cien por ciento poder. Hay que tirar pinta, pero de acuerdo a lo que una es.

La psicóloga Paula Serrano termina la exposición hablando de la importancia de la espontaneidad. “Tienen que ser consistentes entre lo que dicen ustedes y su cuerpo. Si no, generan desconfianza. No tengan susto cuando surjan respuestas políticamente incorrectas, no tengan censura. Las mujeres siempre tenemos como 300 nudos por ser como no somos”. Una candidata le pregunta qué hacer cuando los hombres las descalifiquen diciéndoles que son unas sensibles. Paula contesta: “Yo le diría: por eso mismo estoy en política. Pero cada cual tiene que responder en su estilo”. Lección número 8: para ser candidata hay que ser genuina. Acotación personal de la reportera: ser una misma no siempre trae buenos resultados. Por esto la reportera ha escrito la siguiente frase en sus reflexiones privadas: lo único que saca con ser una misma, es quedarse con una misma.

Los expertos de la agencia organizan un ejercicio y cinco candidatas suben al escenario para ser interrogadas por tres periodistas como si estuvieran en un debate político. Todas se ven nerviosas. Una no sabe sobre lo que le preguntan e improvisa una respuesta debilucha. Otra se va por las ramas. Una sola candidata se indigna y tapiza al reportero con datos y argumentos de vuelta. Las demás candidatas las observan, cuchichean entre sí y luego, alaban o destrozan las performances. Luego van a almorzar. La jornada termina horas más tarde con un buen brindis, hartas sonrisas y aplausos. Nota final de la reportera: para ser candidata no olvidar el concepto de la solidaridad femenina. Repito. No olvidar. Y en letras más pequeñas: Dios salve a la prensa escrita.

Anuncios

One thought on “8 lecciones para convertirse en candidata

  1. graciela arocha, un lobo con piel de oveja.. que opinen los que fueron desvinculados bajo su tirania en el consultorio Cesfam Presidenta Michelle Bachelet del cual ella es directora
    y miente como buena política, ya llegara la justicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s